14.3.13

In Treatment o como superarse a base de lagrimas


Estoy viendo nuevamente "In Treatment" (2008-10). No es que sea masoquista, es que es una excelente serie. Pero no es para cualquier momento en la vida. Quizá tampoco sea para todos los públicos. Si nunca has ido a un psicólogo pensando que "eso sólo es para locos, y yo estoy bien, por lo tanto no lo necesito", quizá In Treatment no sea para ti.

Dos cosas os voy a decir:

Lo primero, destacar los grandes actores de la serie, por eso un gran ¡BRAVO! para Gabriel Byrne (The Usual Suspects) que interpreta a Paul Weston, el terapeuta, como a todos los actores que encarnan a  sus pacientes. Algunos me han gustado más que otros, pero sobre todo guardo un recuerdo entrañable de: Mia Wasikowska (Jean Eyre) como Sophie, Josh Charles (The Good Wife, Dead Poets Society) como Jake, Alison Pill (Los Pilares de la Tierra) como April, John Mahoney (Fraiser) como Water, Dane DeHaan (True Blood) como Jesse y Irrfan Khan (La Vida de Pi) como Sunil.

No todos me han conquistado desde el primer momento, como es el caso de Jesse, que se presenta como un niño rebelde y acaba siendo uno de los más adorables. Lo importante es que todos, en mayor o menor medida, me han sorprendido viendo hasta dónde podían llegar: no sólo en la historia, también en la interpretación.

Incluyo en el ¡BRAVO! y con mención especial a Michelle Forbes (Battlestar Galactica, True Blood) como Kate, su mujer y a sus terapeutas (las de Paul, claro): Dianne Wiest (The Lost Boys, I am Sam) como Gina y Amy Ryan (The Office) como Adele. Dos relaciones maravillosas. Con sus más, sus menos y diversos tipos de amor.


Lo segundo que quiero decir es que ojalá hubiese más series como ésta. Plagadas de sentimiento, pero sin caer en sentimentalismos. Profundas, sin resultar descarnadas. Atrevidas, sin caer en la chabacanería. Adultas, sin recurrir al sexo como paradigma. Intensas hasta las lágrimas, pero que a pesar de ello, te dejan con una sonrisa, una sonrisa que brota desde dentro.

In Treatment es sin lugar a dudas de lo mejor que he visto en televisión. Lógicamente el hecho de que sea una serie HBO importa, impone y respalda su calidad. Pero además de todo, más allá de todos los halagos a los que pueda recurrir ahora, sólo puedo decir que tienes que atreverte a ver esta serie.


Esta es una de mis escenas favoritas, con Sophie (SEASON 1)



Sí, probablemente estés bien.
Sí, no eres masoquista.
Sí, es una ficción, no será para tanto.
Sí, tú no necesitas un psicólogo.
Sí, estás en contra del psicoanálisis y cualquier tipo de terapia.
Sí y sí. Lo que digas... pero no descartes ver esta maravilla, porque puede llegarte al alma.


4 comentarios:

  1. ¡Madre mia! Con todo lo que dices como para no verla :D

    Me has convencido, vaya que si.

    A por ella que me voy, y ya te voy contando :)

    Saludetes gatunos^^

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Dids!

    Me alegro de haberte convencido y espero que me cuentes.

    ¡Saludos! =^.^=

    ResponderEliminar
  3. Ainsss Flor, me la recomendaste una vez y la empecé a ver...y tuve que dejarla.

    No por la serie, que es maravillosa, sino porque acababa hecha polvo cuando la veía.

    Todavía estoy esperando el momento adecuado para volver a ella.

    ¡LLEGARÁ!

    Besos guapa ;)

    ResponderEliminar
  4. Simone, cuando la veas, hablaremos de ella durante horas. Hay tiempo.

    ¡Besos! :)

    ResponderEliminar

No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

Recibe todas las novedades en tu E-mail