18.6.14

True Blood: True to the end...


Hace tan sólo (con acento, por favor) unos días he terminado con la sexta edición de True Blood, y es que me había cansado de tanto esperar. Mucho ruido y poca sangre. Sangre vampírica, de la verdadera... no esa de los lobos o las brujas. Y es que True Blood ha sido durante seis años un vaivén de emociones, sorpresas, risas y regalos a los ojos, difíciles de ignorar.

Pero como todo, llega a su final. El 22 de junio se estrena la séptima y última temporada de esta serie con la que tanto se ha divertido Alan Ball (American Beauty, Six Feet Under), una serie basada en una serie de novelas para adolescentes, pero que ha sabido cumplir con su principal objetivo: entretener la mayor parte del tiempo. Y además, True Blood ha tenido mucho morbo. Gracias, señores.



**Si no estás al día con la serie, no sigas leyendo**



Mis deseos para este final son siete (7), uno por cada temporada:

1) Que muera Alcide. Me sobra desde el minuto uno.

2) Que vuelva Eric, por favor. Que no se merece tan ridículo final.

3) Que Sookie vuelva con Bill: sí, y nunca pensé que lo diría.

4) Desvelar el misterio:  ¿por qué Jason las vuelve a todas loquitas? No lo pillo.

5) Que Pam ¡y Eric! tengan mayor protagonismo: porque son los mejores.

6) ¡Que vuelvan a tomar V todos!

7) Que siga así: sin tontas pretensiones, hasta el final.


¿Y tú, qué esperas del final de True Blood?





No hay comentarios:

Publicar un comentario

No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

Recibe todas las novedades en tu E-mail