28.7.14

Alejandro Fernández en Madrid: entre confidencias y rancheras



Hace ya unos quince años, que se dice pronto, fui con mi mamá y mi hermana a un concierto de Alejandro Fernández y salí absolutamente conquistada. Me impactaron su voz, su carisma y elegancia en el escenario. Y yo que era algo más que fanática de Luis Miguel tuve que reconocer que para cantar rancheras e íntimas melodías no había nadie como El Potrillo, Alejando Fernández.

Ahora, tras haber vuelto a verle en el escenario sólo puedo reafirmar y subrayar que es un gran artista, con una voz impresionante y un dominio del espectáculo más que admirable. ¿Y cómo es que he vuelto a verle después de tantos años? Hay una historia detrás de esto, siempre hay una historia...

Muy simple. Comienza como todas las historias: chico conoce a chica y... No, que eso va a llevar mucho tiempo... La versión corta es que tengo un novio tan lindo, detallista y amoroso (), que aunque le dije que no iba a ir al concierto, unos días antes me regaló un sobre con dos entradas en su interior... y ya podéis imaginar mi alegría. Así que vamos al turrón.


Palacio de los Deportes de Madrid. 19 de julio de 2014. 21 horas. Era la hora señalada, y con unos 15 minutos de retraso comenzó el show del "Confidencias Tour" con Cóncavo y convexo.

Sexy, hay que decirlo. Porque es un madurito que se conserva muy bien y canta mejor. Lo "malo" de estos conciertos tour de promoción es que como el disco del momento no te guste mucho, vas apañado. Era mi caso con Confidencias (2013), ya que no es de mis favoritos. Pero el show estaba perfectamente pensado para dedicar la primera parte a las confesiones y algunos éxitos, la segunda al corazón de los fans y la tercera para saltar de alegría cantando rancheras, de las mejores de la discografía del mexicano. Así que vamos poco a poco.

A Cóncavo y convexo se sumaron A pesar de todo, Te quiero, Te quiero, Hoy tengo ganas de ti, Nobody Knows You When You're Down And Out y Desahogo. Todo esto salpicado de grandes éxitos como: Se me va la voz, Canta corazón, Cuando digo tu nombre, Estuve y Te voy a perder



Ya habían empezado las emociones fuertes y llegaba la tríada compuesta por tres de los mayores éxitos de la carrera de AFMe dediqué a perderte, No sé olvidarSi tú supieras, pero esta vez en un tono diferente. La primera más lenta y las otras dos más salerosas.

Ya tenía al público en el bolsillo mientras susurraba "Ven... Entrégame tu amor. Que está mi vida en cada beso para darte, y que se pierda en el pasado este tormento, que no me basta todo el tiempo para amarte...", cuando empezaron a sonar los mariachis y se provocó un éxtasis general de aplausos y gritos. Había llegado el momento tan ansiado de la noche. El Potrillo había llegado para quedarse un buen rato, mientras preguntaba...


¿Dónde vas tan sola?
¿Dónde tan solita?



Le siguieron, aunque no en este preciso orden: Mátalas, Tantita pena, Cascos ligeros, Es la mujer y Que digan misa. Pero éstas no son canciones para pasar por alto. Quiero decir, que una de las cosas que más me ha gustado del concierto es la presencia tan destacada de canciones del álbum "Muy dentro de mi corazón" (1996), de los emblemáticos de la carrera de AF.

No fue mi culpa ya lo ves que me besaras hace un mes
yo no pensaba abrirle a nadie el corazón.
Por eso quiero que me des esos besitos
(otra vez) pa´que la gente nos critique con razón...

No alcanzábamos a recuperar el aliento y llegaba una de esas canciones que amo: No de "Grandes Éxitos a La Manera de Alejandro Fernández" (1994). No subo mis vídeos porque estoy cantando en todos y me da vergüenza. :D


Esta canción me impactó cuando la escuché hace 15 años. Triste y bella a la vez. Y me emocionó volver a escucharla después de tantos años (en vivo). Como se suele decir: "Los pelos de punta."

Completaban el panorama romántico desgarrador Abrázame, Nube viajera, Loco, Qué lástima y ¿Qué voy a hacer con mi amor?... Esas dos grandes canciones de "A corazón abierto" (2004), otro de sus discos que me llegó al alma. Antes y ahora.

Le bajé las estrellas de un solo golpe
tal vez ese fue mi error
Le ofrecí cada día y cada noche el alma y el corazón...
Pero no le basto no fue suficiente
no quiso quererme como la quise yo...




Pero llegaba el momento de la despedida, lo sabíamos. Llegaba con Me hace tanto bien y el tan ansiado Popurrí Vicente Fernandez: Las llaves de mi alma, Por tu maldito amor, Mujeres Divinas, me voy a quitar de en medio, Para siempre, Estos celos, De qué manera te olvido... ¡Que canciones más hermosas, de verdad!



Sin duda una de las partes más emocionantes del concierto que duró aproximadamente 2 horas y cuartoSólo me ha faltado el Popurrí de Juan Gabriel para ser una noche perfecta, de 10. Pero sé que ya era mucho pedir... ya que había cantado (para mí) Que digan misa, Me dediqué a perderte, Si tú supieras, Cascos Ligeros, Nube viajera, No sé olvidar, No y Te voy a perder. ¿Algo más? Bueno, uno siempre quiere más. :)


Para finalizar, sólo me queda agregar que el pasado 23 de julio, Alejandro Fernández volvió a Madrid para presentarse en el Teatro Real: un concierto muy especial del que se grabará un disco en vivo. ¡Y ya lo quiero! Aquí la noticia y quien escribe en imágenes (a ver quién es el valiente que me identifica entre la multitud) :D


    Pues eso es todo, amigos. Éste fue mi reencuentro con Alejandro Fernández después de década y media. No está mal. :P

    Gracias Ventu por la sorpresa y por acompañarme, siempre. :*


    2 comentarios:

    No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
    ¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

    Recibe todas las novedades en tu E-mail