10.7.14

Sobre Breaking Bad o una de las mejores series de la historia de la TV


¿O la mejor?
Eso siempre dependerá de a quién se le pregunte. Personalmente, para mí es una de las mejores series que he visto y quizá esté entre las cinco primeras. Pero es muy difícil ponerlas en una escala, y valorarlas fríamente. Breaking Bad es una de esas pocas series a las que no le encuentro fallos. Me parece una historia redonda, perfecta, sin fisuras. Una pena no haberla visto antes, pero después de todo, creo que llegó en el momento oportuno.

¿Qué decir de Breaking Bad sin soltar spoilers? Es muy difícil. Por eso quiero hacer primero un breve comentario para después explayarme a gusto. Prometo que aviso.

Ya os he contado la historia de Walter White. (Resumo: hombre de 50 años se entera de que está enfermo de cáncer y decide ganar dinero rápido -porque quizá no le quede mucho tiempo- fabricando metanfetamina, para lo cual se asocia con Pinkman, antiguo alumno de su clase de química). 

Lo que no os conté es la historia de la serie. Breaking Bad es la historia de un hombre y su familia, la historia de cómo todo puede torcerse. Breaking Bad es la historia de una familia que se rompe. De sueños que se desvanecen. De ideales que caen. 

Breaking Bad es una historia de ambición, poder, lucha, orgullo, motivación y pasión. Es la ley del más fuerte. En Breaking Bad, como en la vida, se trata de sobrevivir. Porque el cáncer, puede no ser lo peor. Porque a veces creemos que lo que nos pasa es lo más grave que nos ha sucedido, pero no... no deberíamos jugar con la buena estrella de esa manera.

"He pasado toda mi vida con miedo, miedo de las cosas que podrían suceder, podrían ocurrir, podrían no suceder, 50 años pasé así. Encontrándome despierto a las tres de la mañana... Pero ¿sabes qué? Desde mi diagnóstico, duermo muy bien. Me di cuenta de que el miedo... Eso es lo peor de todo. Ese es el verdadero enemigo."
Walter White

Sé que es difícil convencer a alguien de ver esta serie si no quiere, porque yo también estuve del otro lado. Del lado de la negación obtusa, del "esa serie no es para mi", del "vi un rato un capítulo y me aburrió". Realmente no sé cómo la primera vez que empecé con ella me aburrió. Hoy me parece un grave insulto al buen gusto haber dicho eso, pero lo dije. Por eso sé que no se puede luchar contra la corriente. Breaking Bad, quizá sea una de esas series que amas u odias. Pero... ¿cómo no amarla?

~Trailer Primera Temporada~

Quizá el prejuicio se encuentre en la temática, o en varias de ellas. Una serie que hable de cáncer, drogas y sueños rotos quizá no sea lo que deseemos ver en la pantalla... pero si tienes la oportunidad, insisto: tienes que ver Breaking Bad, porque es una verdadera joya.

¡¡¡ALTO~PELIGRO~SPOILERS!!!

Basta de pamplinas.
Ahora sí: spoilers a mansalva.
Si no has visto toda la serie, no sigas leyendo.

Breaking Bad es una de esas series que se te meten bajo la piel y desde dentro te atrapan y no te sueltan. Reconozco que por momentos me rompió el corazón, sobre todo en los capítulos finales al ver todo desmoronarse. Me hizo cuestionarme en más de una ocasión si Walter White era una buena persona haciendo cosas malas o si, simplemente (por cosas de la vida), se había convertido en una mala persona que actuaba por puro egoísmo. Creo que en último episodio el mismo Walter White responde a este intríngulis.


Los personajes y los actores
Esto es algo a destacar y remarcar respecto a la integridad y complejidad de la serie. Sus personajes son magníficos. No todos caen bien, desde luego. Pero incluso los más "malos", pueden caerte bien. De hecho, mis tres personajes favoritos de la serie son precisamente Walter White interpretado Bryan Cranson (Malcolm in the middle), Jesse Pickman modelado por Aaron Paul (Big Love) y Mike Ehrmantraut glorificado por Jonathan Banks (Alias, CSI, Lie to me, Community). De Walter y Skyler ya hablé en mi otro post sobre la serie, por lo que hoy la parejita no tendrá tanto protagonismo.

La cantidad de premios les avalan.

Las drogas
Las drogas son muy malas, que diría una amiga mía. Y tanto... En Breaking Bad las drogas son malas por donde se las mire, pero las drogas no es el tema de la serie en realidad. Walter fabrica metanfetamina, sí. Una especial, color azul, que parece ser muy buena (pura), pero éste es sólo el desencadenante de todo el drama, porque el drama gira en torno a las ambiciones y deseos de un hombre que se ha pasado la vida supeditado a los deseos de los demás, hasta que un día se despierta y descubre que él puede hacer algo importante, grande. Aunque eso signifique sacrificar todo lo que antes era sagrado.

SAY MY NAME!

El cáncer
Walter tiene cáncer. Está claro que esta noticia es lo que desestabiliza a la familia, pero no por los motivos que pueden suponerse en un principio. El enfrentarse al cáncer hace que Walter se replantee su vida. ¿Logrará sobrevivir a esta cruel enfermedad? Es curioso, porque lo cierto es que lo logra. No es el cáncer lo que lo mata. El momento en que Skyler dice que simplemente puede esperar a que el cáncer vuelva, es de los más duros de la serie.

Un hombre hace lo que tiene que hacer.

Walter y Jesse
Esta pareja es mágica. Yo no sabía que en realidad el personaje de Jesse iba a morir en la primera temporada. Por suerte no fue así, porque la serie hubiese sido otra. A lo largo de sus cinco temporadas, más de una vez me pregunté: ¿Walter quiere a Jesse como si fuese otro hijo? ¿Jesse quiere y admira a Walter como no pudo hacerlo con su verdadero padre? Más de una vez se salvan la vida mutuamente y hacen lo que tienen que hacer por el otro. Pero también hay momentos en que nos hacen dudar de la fortaleza de ese vínculo. En los capítulos finales, cuando Walter opta por dejar morir a Jesse a manos de esos criminales realmente me enfadé con el señor White. Esa fue la primera vez que deseé verle muerto. Y quizá la única.

Jesse cena con los White: memorable.

¿Matar está bien? 
Muchos diréis que no. Pero yo creo que en determinadas situaciones cualquiera es capaz de matar. Los primeros crímenes de Walter son para salvar su propia vida o la de Jesse. Más tarde también mata para proteger a su familia. ¿Acaso mucha gente no estaría dispuesta a matar por salvar su vida o la de sus seres más queridos? Lo dejaré en pregunta retórica
Respecto a la "moralidad de Breaking Bad" está claro que no intentan dejarnos ninguna moraleja. Desde el principio nos permiten tener nuestras propias ideas sobre las drogas, la muerte, el asesinato, el engaño, la mentira, la infidelidad, la traición. No hay mensajes con dos caras. La cosa es: Tú eliges. Tú ganas o pierdes.

¿Que te quieres cargar a Jesse? ¡BAM!

El origen de "Breaking Bad"
El significado de Breaking Bad sería algo así como Haciéndose malo o Volviéndose malo. Breaking es algo quebrado, roto. También he descubierto hace poco algo curioso y es que me han regalado una pulsera que representa la lucha contra el cáncer y dice: Breaking the impossible (Rompiendo ~venciendo~ lo imposible). He intentando buscar si el título de la serie se trata de algún tipo de referencia al cáncer de Walter pero no he encontrado nada. De todas formas, me ha golpeado el término. Sea como sea: Walter se vuelve malo y logra vencer al cáncer, al menos una vez. 


Hey, Yo... Mister White!

Mike 
Cuatro letras que tanto significan en la serie. Mike. El abuelo Mike. El amigo Mike. El fiel Mike. El asesino Mike. El sabio Mike. ¿Y quién acaba con Mike? Walter White.
Terrible. Me pareció terrible. No lo esperaba, pero ahí radica la grandeza del asunto, que nadie creía que Walter pudiese acabar con Mike. Aunque ocurre casi por error o puro impulso en un momento de desesperación, es algo que es difícil perdonarle a Walter White, aunque el cáncer haya vuelto.
Mike es uno de los grandes personajes de la historia, y junto a Jesse forma un dúo casi con la misma química que el formado por White-Pinkman.

"Teníamos algo bueno, ¡estúpido hijo de puta! Tuvimos a Fring, teníamos un laboratorio que tenía todo lo necesario y todo funcionaba como un reloj. Podrías haber cerrado la boca, cocinado y hecho tanto dinero como querías. ¡Fue perfecto! ¡Pero no! Tú tenías que hacer volar todo por los aires. ¡Tú y tu orgullo y tu ego! ¡Sólo había que ser el hombre! Si hubieras dejado todo en su lugar, todos estaríamos bien ahora mismo."(Mike Ehrmantraut)

Los Pollos Hermanos
A veces uno se pregunta a qué se dedica en apariencia esta gente que tanto dinero gana con las drogas. Y es que debe ser muy difícil ocultar tantos millones. Gustavo "Gus" Fring se lo monta por medio de una cadena de comida rápida de pollo frito llamada "Los Pollos Hermanos". Parece un hombre sensato, serio, centrado, frío, calculador. Y lo era, sin lugar a dudas. Pero además era un ser vengativo. Y muy inteligente. El problema de las venganzas es que a veces no nos dejan ver más allá. Gustavo Fring, encerrado en su propia mente, en su propio odio, no ve su final hasta que es demasiado tarde. Y fue una pena.

Fring y su hermano del alma, asesinado por el cartel.

Better Call Saul!
¿Qué puedo decir de este grandioso personaje que hasta se comenta que va a tener serie propia? Saul Goodman es de los personajes más divertidos de la televisión en los últimos años. No lo dudes, si tienes un problema con la ley: ¡Mejor llama a Saul! Porque Saul Goodman es el mejor abogado de las causas perdidas. Además, él siempre conoce a alguien que conoce a alguien. Es todo un buen partido.

- Vienes a mi casa, el día de la boda de mi hija... ¿Y no me das un abrazo?
- Claro que sí, bitch.

La conciencia de Jesse
Quizá suene sensiblero por mi parte, pero creo que Jesse fue siempre el corazón de la serie. Una especie de hilo conductor, de narrador silencioso que nos mostraba poco a poco la clase de persona en la que se iba convirtiendo Walter. No queríamos verlo, no queríamos creerlo. Al menos yo no. Pero la verdad estaba ante nuestros ojos. Walter ya no sentía remordimientos por nada. Pero Jesse, sí. Demasiadas muertes en su consciencia. Jesse sufría, se drogaba, lloraba, le dolía. Jesse no encontraría nunca la paz junto a al señor White.

Jesse frente a Gale.

Gale Boettincher
Siempre tuve la sensación de que con él venía el desastre. Y así fue, pero no por su culpa. Gale era un profundo admirador del talento de Walter, quería ser como él. Walter necesitaba gente a su alrededor que admirase su trabajo. Gale era el candidato ideal. Un friki, que sabía que a fin de cuentas... Todo es eventual.

De Stephen King a Walt Whitman...

Hank y Marie
La otra pareja, los cuñados, los que parece ir por el lado del bien. La cuestión es que Hank trabaja en la DEA, lo cual no es muy bueno para el negocio de Walter. Desde el principio estaba claro que tarde o temprano Hank llegaría al meollo del asunto, para averiguar que el renombrado Heisenberg era nada más y nada menos que su cuñado. Y aquí es donde entramos en el tramo final de la serie... y a los trágicos finales.

Hola, mi nombre es Walter y soy adicto a fabricar metanfetamina.

Walt Whitman: el misterio es revelado...
Hay verdades que nunca deberían salir a la luz. Quizá en un mundo ideal (y aún teniendo en cuenta que hablamos de una serie, claro) Hank nunca hubiese sabido la verdad sobre Walter. Pero en ese sentido, estamos ante una ficción bastante realista, si cabe. Aunque en un mundo más real aún, un Walter White no hubiese permanecido tanto tiempo con vida tampoco.
Como decía: Gale admiraba a Walter y también a Walt Whitman. Hank sabía de la existencia de Gale, claro... de hecho le había pedido consejo a Walter sobre ciertas cuestiones por ser él mismo profesor de química. Con lo que no contaba Hank, es con que cada vez que visitaba a sus cuñados, a los que tanto quería, estaba junto a su mayor enemigo.
En la vida, como en las series, no existe el crimen perfecto. Y ésto es lo que encontró Hank un día mientras se disponía a evacuar los intestinos: el libro que Gale le había regalado a Walt, dedicatoria incluida.

G.B.

Hello Gretchen / Goodbye Lydia
Dos de los #hashtags más utilizados en Twitter y Facebook durante los días posteriores al final de Breaking Bad. No hay mucho que decir porque si estás leyendo esto, sabes a qué me refiero. Sólo agregaré que la muerte de Lydia me llenó de gozo. Apunta: nunca Stevia en una bebida si Walter White está cerca.

Cuando ves escenas como éstas agradeces haber visto esta serie. Y aplaudes.

La escena más dolorosa
La muerte de Hank, sin duda. Ese momento con Walter suplicando a Jack (Michael Bowen) que no lo mate es de lo más impresionante que he visto en pantalla en mucho tiempo. Sabemos que ya no hay vuelta atrás. Hank lo sabe, su asesino también. Incluso Walter lo sabe, pero es que... no quiere saberlo. Es demasiado duro ver hasta dónde han llegado las consecuencias de sus desmedidas acciones.




El final de Breaking Bad
El capítulo final es difícil por varios motivos. Porque es el final, porque sabemos que no será un final feliz, y porque no sabemos quién más va a morir, porque está claro que alguien lo hará.
Walter está acabado... el cáncer ha vuelto, posee otra identidad, está solo, su mujer tiene una vida triste y solitaria muy lejos de él y su hijo mayor ni siquiera quiere verle. Ya nadie quiere a Walter. Pero Skyler le da al menos la oportunidad de despedirse. Es una amarga despedida, un adiós para siempre... pero no hay otra opción. El sueño de la familia feliz fue sepultado hace años.

Pero Walter no abandona. Walter quiere dejar algo (del dinero conseguido) para sus hijos, para no sentir que todo fue en vano, y para eso recurre a la ayuda de Gretchen y su marido, a los que deja la custodia de su dinero, casi 10 millones de dólares.

Walter se despide de Skyler y de su pequeña hija. Walter está muy solo. Walter apenas resiste pero aún quiere venganza. Quiere matar a aquellos que destruyeron lo poco que quedaba de su "vida perfecta". Quiere matar a Jack, porque él mató a Hank. ¿De verdad? ¿Fue él... o él?

Walter tiene un plan y va a cumplirlo.(***) Quiere ver a toda esa gente muerta, antes de morir, incluido Jesse tal vez. Pero cuando le ve, se da cuenta que no puede hacerlo. Ve en qué han convertido a su antiguo amigo. Jesse ya no era Jesse Pinkman. Jesse también parece acabado. Pero... Jesse aún sueña... Y mientras sueñe, quizá pueda hacer algo. Y Jesse mata a Todd

Y Jesse por fin es libre.


(***)

¿Y Walt? Walt muere a causa de los disparos con los que lleva a cabo su venganza, pero eso ya no importa. De todas formas, el cáncer no le estaba dando tregua y no tardaría en morir. Al menos, así consigue salvar a su amigo, el único que nunca le abandonó. Porque con las personas quizá pase algo parecido a lo que pasa con la química. Y a fin de cuentas... es sólo ciencia, bitch.


#GoodbyeBreakingBad
Y gracias.

5 comentarios:

  1. Yo siempre se la recomiendo a todo el mundo, pero por desgracia, hay mucha gente que por no tener paciencia, o no valorarla como se merece, no continúan con ella. Creo que si a alguien no le gusta, es que no ha visto lo suficiente, aunque a mí me enganchó desde el primer capítulo... Es una maravilla de principio a fin.
    Me ha encantado leer tu entrada. Me han entrado ganas de volver a ver la serie. Un día de estos tengo que revisionarla sin falta.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado la entrada (que sé que es muy extensa) :P
      Me pasa mucho que me encuentro con gente que dice que no le parece tan buena, o que es muy densa, o lenta, o ¡aburrida! A mí me ha parecido maravillosa, pero no a todos nos gusta lo mismo, está claro.
      Yo algún día la volveré a ver, eso seguro.
      ¡Un saludo y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Qué grandísimo análisis, desde el punto de vista seriéfilo y desde el punto de vista personal.

    Sin ánimo de hacer spoiler (¡SPOILER!), para mí la serie hace un crescendo desde la primera a la cuarta temporada. Sí, la quinta tiene muchas sorpresas, pero no sorpresas de esas grandiosas, sino de esas que te hacen pensar que se lo podían haber ahorrado.

    Es una serie fantástica, de esas que tiene uno y mil detalles que pasarán a la iconografía popular. Realmente merece la pena.

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay... qué lindo eres :)
      A mí me dejó muy impactada y todavía estoy en fase: "He visto Breaking Bad y el resto de series que veo no son tan buenas". Es el fenómenos galáctico.
      Un besito guapo. Y gracias por leer y comentar ^_^

      Eliminar
  3. Muy buen análisis!
    Me parece que conforme transcurre la historia, Walt "se va haciendo malo", pero uno como espectador no se da cuenta. Por lo menos yo no me daba cuenta o no quería verlo, yo sólo pensaba "es admirable, un tipo que se dedica a lo ilícito y arriesga el pellejo por darle sustento a su familia". Pero no, en más de una ocasión tuvo la oportunidad de tener un montón de dinero y dejar el negocio (por ejemplo, cuando pudieron haber vendido la metilamina robada), pero no, ahí me dí cuenta de que Walter era ya un ser egoísta y ambicioso. Las causas de esto fueron probablemente que era un profesor de bachillerato cuando él sabía que merecía algo mejor. El mismo Hank en el primer capítulo, en la fiesta del cumpleaños 50 de Walt, le dice que lo llevará a ver una redada de la DEA para que "le de un poco de emoción a su vida", esto es crucial. Y por último el cáncer fue la gota que derramó el vaso. Él sabía que era bueno en algo ("cocinando"), y éste fue uno de los principales motivadores.

    ResponderEliminar

No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

Recibe todas las novedades en tu E-mail