23.9.14

Sin blogs y sin Webber... ¿La Fórmula 1 no es lo mismo?

¿Me echas de menos?

Es una pena, pero ya no se habla de Fórmula 1 como antes. Echo de menos esos domingos de carrera en los que esperaba que cayera el sol para leer lo que se contaban mis amigos y para plasmar yo misma lo que había sentido tras cada vuelta, cada curva, cada recta, cada circuito.

¿Qué ha pasado son los blogs de Fórmula 1? Lo cierto es que ninguno de los que solía leer ha continuado y esos domingos de carrera siento que falta algo. Por mi parte, con la partida de Mark Webber de este deporte, se fueron parte de mis ganas de escribir. Además, ir contra la corriente de las masas cansa mucho. Y lamentablemente estamos en un país en el que si no eres ferviente seguidor de Fernando Alonso eres un anti-alonsista, anti-español y quién sabe qué más. Una bruja con escoba, eso.

Pero eso no es lo que importa. Cada cual escribe cómo quiere y de quién quiere. En mi caso, hoy voy a hablar de los pilotos que sigo (de una u otra manera), para amenizar un poco esta sequía. Y no me refiero a la de Ferrari, que eso se lo dejo a su piloto estrella, al que le gusta hablar del tema.

Piensa en el helado, piensa en el helado.

Hablemos de Kimi.
 
Me encanta Kimi, es que él me cae bien. Además me parece un excelente piloto, más allá de las estadísticas que se inventa el calvo carrera tras carrera, para rellenar el vacío que dejan los deficientes resultados de la Scuderia. Kimi se lo pasa bien. Hace lo que le gusta: correr. Y lo hace como le sale de las narices: con o sin polo, con o sin cerveza. Y ahora además le ha dado por ser padre, qué tío más loco. Yo sigo con la camiseta en el corazón, porque sigo pensando que es faster than him. Aunque si se lo dicen, no nos enteraremos con esta nueva y apasionante entrega de las normas de la FIA que restringe lo que se le puede decir (o no) a un piloto mientras corre.


22.9.14

Death Note - Episodio 15: Apuesta


En el capítulo anterior Rem prometía que mataría a L, como un favor personal a Misa. Así, Misa conseguiría el amor de Light. ¿Si? ¿Acaso eso es posible? ¿Apostamos?

*** ¡ALTO! ¡CUIDADO! ¡SPOILERS! ***

Capítulo 15: Apuesta «Kake» (賭け)

Light no siente ningún tipo de remordimiento al utilizar a Misa para su propio beneficio. Ella le ha buscado, ella se ha ofrecido. Lo que el joven Yagami no puede comprender es que los sentimientos de Misa son puros, aunque está claro que no son desinteresados.
Rem pregunta: ¿Cuándo quieres que mate a L? Por lo visto, hasta tiene prisa de hacerlo. ¿Es que teme por MisaLight, muy acertado en este punto, dice que hay que esperar… lo pensará. No quiere dar un paso en falso. Ryuk sólo observa, lamentablemente va perdiendo protagonismo. Pero Misa lo ganará. Misa ganará el corazón de todos nosotros, porque bajo esa apariencia superficial se esconden unos sentimientos muy fuertes y leales. Misa Amane siempre será leal a Light Yagami, pase lo que pase, él siempre será su ‘Knight’.

Light le pide su número de móvil pero se niega a darle el propio. No debe haber contacto en lo posible entre ellos a ojos de los que les rodean. Light no lo sabe, pero hay alguien que lo observa desde lejos. Misa le da su número de teléfono y además uno de sus móviles… así podrá estar en contacto y en secreto. Pero Misa no puede callarse. Está excitada planeando una cena romántica… y a Light sólo se le ocurre una manera de callarla: un beso :)



A todos los que llegan a este blog preguntando por el beso de Kira y Misa: aquí el beso

Recibe todas las novedades en tu E-mail