9.7.13

20 consejos para ser más creativos y felices

El verano pasado leí recomendado por Sila Lucio Cornelio, un artículo muy interesante sobre las 20 cosas que podemos aprender de los niños para ser más creativos y lo guardé en favoritos hasta hoy, porque algún día escribiría una entrada. El día ha llegado: ¿El ser más creativos nos hace más felices? Por supuesto, y viceversa. Ser felices, nos hace más creativos.


"Diversos estudios han demostrado que el afecto positivo facilita la generación de soluciones innovadoras y creativas. Los sentimientos de felicidad influyen de manera notoria en la organización y dinámica de otros procesos cognitivos, así influye positivamente sobre los procesos de pensamiento, solución de problemas, creatividad y motivacionales." (Fernández-Abascal, E.G.; García, B.; Jiménez, M.P.; Martín, M.D. y Domínguez, F.J. (2010). Psicología de la Emoción. Madrid: Editorial Universitaria Ramón Areces.)

Cito aquí parte del artículo:

"Un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido."

Existen muchísimas cosas que podemos aprender de los niños, de su actitud ante la vida, la forma de enfrentarse a problemas, su decisión… Aún no hemos entendido que realmente no tenemos que esforzarnos en aprender a ser creativos e innovadores, sino que únicamente debemos recordarlo.


¿Cuántas veces hemos escuchado aquello de "el niño que llevo dentro" o "cuando yo era pequeño"? Demasiadas. Y es que aunque nos duela, cuando crecemos, dejamos algunas cosas de lado en pos de la carrera hacia la madurez, como si alguien fuese a darnos un premio por crecer más de prisa.

Tampoco se trata de ir por la vida a lo tonto y ser siempre como un adolescente. Se trata de encontrar un equilibrio, y para eso, de vez en cuando hay que mirar hacia adentro, y preguntarnos si nos estamos convirtiendo en los adultos que queremos ser.


Vamos a los consejos que da el autor del artículo. El desarrollo es locura cosa mía.

  1. Pon el corazón en lo que hagas. Lo primero que me pregunto es: ¿En todo? Sí. Aunque estés haciendo algo que no te guste, si te permites poner algo de tu corazón, de tu alma, de tu esencia en la tarea, tienes muchas más posibilidades de que sea más agradable. Y si estás haciendo algo de lo que disfrutas, pon todo de tu parte y vívelo.
  2. Sé flexible y adaptable. No permitas que un contratiempo te cambie el humor o te quite el deseo de hacer algo. En este sentido, es muy importante desde niños aprender a tolerar la frustración. Sé de lo que hablo, yo sigo intentándolo. No todo va a salir siempre según lo que esperabas y tienes que estar preparado.
  3. Deja atrás tus prejuicios. Para todo. Para amar, para reir, para observar, para sentir, para mirar, para conversar, para leer, para escuchar. Los prejuicios sólo te retrasarán en el camino hacia la felicidad. Los prejuicios son rígidos, es lo contrario a la creatividad.
  4. Tienes que divertirte. Mucho. Porque cuando te toque estar triste, tendrás más recuerdos bonitos a los que aferrarte. Además, la diversión da alegría al cuerpo, hace una fiesta con tus hormonas. Si te diviertes y eres alegre, te sentirás mejor y más sano. Recuerda: sonríe. Al sonreir, enviamos una señal positiva a nuestro cerebro y eso siempre es bueno. Todo lo que va, vuelve.
  5. El mundo está lleno de cosas asombrosas. Descúbrelas. Para eso, hay que salir de casa. No te encierres, no te encarceles. Sal a la calle, a que te de el sol, a que te golpee la lluvia, el aire, a pasear, a ver cosas, a tomar un café. Viaja. Sueña. Levántate un día sólo para ver el amanecer. Haz amigos, explora, no tengas miedo.
  6. Compartir es divertido. A veces nos refugiamos en nuestra soledad, pero no hay nada como compartir una velada con amigos, una cena en pareja o una anécdota terrorífica. Si estás con alguien, hagas lo que hagas, será más divertido. Además, puede que necesites un testigo cuando cuentes tus grandes aventuras. ;)
  7. Si te caes, levántate. Mi madre siempre me lo dijo: "Si te caes diez veces, diez veces te levantas. No han de ser tus caídas tan violentas, ni tampoco por ley han de ser tantas." Una gran verdad de Almafuerte. A la que podemos sumar el clásico "Lo que no me mata, me hace más fuerte." (Friedrich Nietzsche)
  8. No tengas miedo a relacionarte. Ésta es para mi. He pasado por etapas muy misántropas en mi vida. Pero lo cierto, es que he descubierto que también hay gente buena en el mundo, que vale la pena conocer. Aquí no puedo dar mucho consejo, en todo caso, aplicarme el cuento.
  9. Expresa tus emociones. Aunque sean malas. Si se quedan dentro, corroen el alma y el día que salen a la luz... Y si son de las buenas, no las ocultes. Las emociones cumplen una función adaptativa, son parte muy importante del desarrollo del ser humano. Úsalas, sin miedo.
  10. Mira las cosas como si fuera la primera vez que las vieras. Abre bien los ojos. No pierdas detalle. Investiga. Mira desde diferentes perspectivas. A veces nos acostumbramos tanto a ver algo, a tenerlo cerca, que no lo valoramos. Con las personas pasa lo mismo. No cometas ese error.
  11. Sé honesto. Siempre. Dicen que la verdad duele, pero más duele la hipocresía. Sé una persona íntegra, con principios, tus principios, ellos son tu guía. Pero ten cuidado en cómo dices las cosas, ya que puedes herir a los demás. Dí las cosas con total sinceridad y sin rodeos, pero teniendo en cuenta los sentimientos del otro.
  12. Tus límites están en tu mente. Sí. El pasado verano cuando leí este artículo pensé en todas aquellas cosas que mi mente no me permitía hacer. Como volver a estudiar, o nadar hasta el otro lado de la piscina; el lado profundo y oscuro, donde no haces pie. Para alguien que apenas se defiende en el agua, llegar a ese punto en donde no sabes qué distancia te separa del suelo, es complicado. Pero los límites están en tu mente. Son psicológicos. Hay que encontrar la manera de vencerlos. Ya he vuelto a estudiar. Y este año (el pasado me ganó la mente) he llegado hasta el otro lado. Ha valido la pena.
  13. Aprender cosas nuevas es genial. Aprender y hacer. Aprende a cocinar, a conducir, a pintar, a escribir un cuento, a nadar. Aprende lo que quieras y sorpréndete a ti mismo.
  14. No te preocupes por hacer el ridículo. Porque tarde o temprano, lo harás... ¿Y qué es lo peor que te puede pasar? ¿Crees que cantas mal y te avergüenza? Ve a un karaoke. ¿Crees que eres muy malo en los deportes? Elige una actividad física que creas que puedes hacer y no abandones hasta conseguir dominar las técnicas básicas al menos. Se trata de ir conquistando pequeños desafíos. Yo he empezado Pilates. ^_^
  15. Disfruta de cada momento. La gente dice "Carpe Diem", yo te digo "Enjoy the Silence".
  16. No le hagas mucho caso a los “mayores”. Diviértete, pásalo bien, sé joven de espíritu. No creas en aquellos que te digan "Ya no tienes edad para eso" o "¿Leer manga a tu edad?". Haz lo que gustes.
  17. Pregunta lo que no sabes, y si lo necesitas, pide ayuda. Un gran descubrimiento que he hecho en los últimos años, sobre todo en lo que se refiere a pedir ayuda. Hay gente a tu alrededor que estará encantada de ayudarte.
  18. Busca lo sencillo. Lo simple, lo básico, lo esencial. No te enredes. Escucha tu voz interior. Mírate al espejo y pregúntate son sinceridad quién eres y qué buscas. Y ve a por ello. Es más simple de lo que creemos.
  19. Descansa cuando estés cansado. Dormir... Gran placer, que está desvalorizado. Sí, claro que ya dormiremos cuando estemos muertos, pero... ¿qué tipo de pensamiento es ése? Hay que dormir y descansar porque nuestro cuerpo y nuestro cerebro lo necesitan, para volver a ser jóvenes al día siguiente. Y más felices. La falta de sueño, causa depresión. ¿Lo sabías?
  20. La vida es más fácil de lo que crees. Esto es lo más difícil de entender, sobre todo si nos centramos en lo malo que nos ha pasado. Para que la vida sea más fácil, hay que dejar el pasado atrás, vivir el presente y pensar un poco en el futuro.
Esta es mi interpretación de los hechos. #inmyopinion.

2 comentarios:

  1. "Compartir es divertido. A veces nos refugiamos en nuestra soledad, pero no hay nada como compartir una velada con amigos, una cena en pareja o una anécdota terrorífica. Si estás con alguien, hagas lo que hagas, será más divertido. Además, puede que necesites un testigo cuando cuentes tus grandes aventuras. ;)".
    ¡Sin duda! :D

    Como no puedo decir nada sobre los consejos que das, añado uno que no deja de ser un epílogo del de "los límites están en tu mente": ¡Atrévete!, también conocido como "sin dolor no hay gloria".

    Muchos besos y a poner todos los consejos en práctica. :D

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por esta entrada, tratare de aplicarme el cuento, es difícil, y da miedo, pero como dice mi abuela, vivir con miedo es vivir a medias.

    saludos para ti y para la pequeña trece^^

    ResponderEliminar

No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

Recibe todas las novedades en tu E-mail