29.7.14

Sobre River Song, los 4 fantásticos y el triste abandono de gatitos...

River Song (actual) con carita de "Dame jamón... MAAAAAAU"






Cuando en octubre del año pasado rescatamos a River y los cuatro gatitos de la calle, estaba ilusionada. Estaba haciendo algo importante, estaba salvando cinco vidas y era feliz. Sabíamos que la mami lo había pasado mal ya que la habíamos visto vagar por el barrio, estaba toda sucia, llena de ácaros, con un problema en los ojitos que eran todo legañas, estaba en los huesos y tenía dos dientes rotos, probablemente producto de la patada de algún "ser humano". Los cuatro gatitos estaban sucios, con pulgas y hambrientos. La suerte nos acompañó porque los cinco fueron negativos a Leucemia Felina e Inmunodeficiencia.

La idea en principio era ayudarles a recuperarse para luego darles en adopción, pero lo cierto es que River Song nos enamoró. River es una gata muy especial. Posee una luz y dulzura en la mirada, que es difícil de describir. Lo que más me sorprendía es que a pesar de todo, no tenía ni un mal gesto. Todo eran miaus y cabezaditas como de agradecimiento. De hecho, desde el primer día parecía tener una especie de sonrisa en la cara. Era una gata feliz con sus bebés a salvo.

River Song, el día que nos adoptó.

Y decidimos adoptarla como nuestra (o al revés). No podíamos negarnos a tanto amor. Ahora tocaba encontrar casa a los cuatro peques, que tras dimes y diretes muy divertidos pero que ahora no vienen al caso, les llamamos: Sleepy (el macho), Flor, Emily y Mika (las tres hembras). Aquí están ellos.

Los cuatro peques en el mes de octubre, a salvo de todo peligro.

Sleepy fue adoptado en el mes de diciembre (Gracias) pero las tres niñas (como las llamo yo :P) siguen en casa esperando a una mami, un papi o ambos que las quieran con locura.

Mika, Flor y Emily están en adopción (que no es lo mismo que decir: se regalan) y se entregarán a personas responsables. Están testadas, vacunadas y muy sanas. Próximamente serán esterilizadas, por lo que estarán más que listas para ser felices en una nueva casa. Aquí su evento en Facebook.

Mika, Flor y Emily observando bichitos, a través de la ventana CERRADA.



Pero es difícil. Muy difícil, más difícil de lo que creí en octubre. Y de ahí el motivo de esta entrada. Como dije antes, estaba muy ilusionada, pero ya no lo estoy.

Por un lado, cada día que pasa pienso que me va a costar más separarme de ellas porque las siento mías y las quiero con locura. Por otro lado, veo que son absolutamente invisibles.

Sí, me dicen que son preciosas, pero nadie se ha ofrecido a adoptarlas seriamente. Aún teniendo tantos amigos y conocidos amantes de los gatos, casi nadie ha echado un cable. No sólo no estoy ilusionada ya, sino que estoy aún más decepcionada con el género humano. Lo que era difícil.

No digo que no hayamos recibido ninguna ayuda, eh. Quiero decir públicamente que agradezco en el alma a Cristina, Eva, A., Patricia y Fernando (éstos últimos sus cuidadores cuando no estamos en casa) por todo lo que han hecho y ellos saben a qué me refiero.

Quizá penséis que exagero, pero no. ¿Y sabéis por qué me siento así?

Esta mañana he visto otros dos gatitos abandonados en la urbanización. Uno negro y otro blanquito con manchas negras muy parecido a Sleepy. Tendrán mes y medio y estaban maullando, probablemente llamando a su madre. He bajado con comida y el transportín, sí. Pensaréis que es una locura, y lo es... porque NO TENGO DÓNDE METERLOS.

Y la tristeza que siento desde hace ya bastante tiempo al sentir la indiferencia general con mis tres gatitas en adopción, se ha acrecentado al ver que no puedo ayudar a más. Me encantaría, pero no puedo.

Porque, en primer lugar esos gatitos (de poder cogerlos, porque fue imposible y además me han dicho que la madre andaba por ahí y hay que coger a los tres) tienen que pasar una carentena de rigor antes de testarlos y ver si están bien de salud para poder juntarlos con gatos sanos. En segundo lugar, en el caso de que alguno de ellos tuviese o leucemia o inmuno... ¿Qué hago? Porque está claro que a la calle no los devolvería. En tercer lugar, en casa ya somos muchos (muchos) y los gatos son mayoría.

En fin, que no tengo que justificarme, porque los que conocéis mi situación lo sabéis de sobra... Pero no dejo de preguntarme por qué no puedo ayudar a esos gatitos, cuando mi corazón me grita que lo haga.

Por eso me he decidido a escribir esto. No creo en los milagros, pero sí que creo que quizá alguien que lea esto, pueda ofrecer su ayuda. Con intentarlo no pierdo nada.

¿Qué pido? Pido casas de acogida para sacar a estos gatitos de la calle. Porque estar en esta urbanización es lo mismo que estar en plena calle. Os puedo asegurar que aquí viven más bestias que las debidas y temo por la seguridad de los gatis. Y estos dos gatitos y su mami no son los únicos, ya que parece que se ha puesto de moda abandonar gatos en los alrededores del metro más cercano y esto ya lleva años...

Me duele verles en la calle. Sufro por ellos y os pido ayuda. Si podéis hacer algo por ellos, escribidme al correo:

También podéis encontrarme vía Facebook. Si puedes ayudar, ellos te lo agradecerán siempre. Por favor, nos necesitan. Gracias.

Os dejo con dos vídeos de cuando los cinco conocieron a nuestra pequeña Trece. Os puedo asegurar que teniendo gatos en casa, el aburrimiento es algo que no existe. Además son seres maravillosos.





Gracias también a todos los que siempre estáis difundiendo las fotos y evento de las tres fantásticas. Miau, miau, miau.

Me dicen que el post suena derrotista. Sí, puede ser... pero no me malinterpretéis: estaría encantada de quedarme con las tres pequeñas también, pero es difícil. Hoy sólo pido ayuda para los que están en la calle, que son los que lo necesitan con urgencia.

8 comentarios:

  1. Hola, muy buenas. Aplaudo muy fuerte lo que hiciste con River Song y con sus gatitos en su momento. Mucha gente podría enternecerse con una situación así y pensar "vaya, pues qué penica, sí, pobres animales" pero los que a la hora de la verdad se paran a actuar y a hacer algo (con los gatitos y con todo en general) son pocos. River Song fue una gata con suerte. Y, puestos a aplaudir, también aplaudo que la llamases así por cierto xD

    Entiendo tu frustración muy bien. Encontrar a gente responsable que se anime a adoptar es tarea muy difícil. Mi gata tuvo en su momento bebés también, y me vi loco preguntando por todas partes a gente que si quería un gato. En casa no nos podíamos quedar más gatos y sabía que si crecían mucho antes de que les encontrase hogar, mi familia se hartaría y los llevaría a la perrera o a algún sitio peor.

    Lo que te recomiendo es lo que yo hice: publicar un anuncio en una web llamada Milanuncios. Es una forma maravillosa que tenemos de llegarle a muchísima gente. Yo tuve especial suerte, porque vivo en Murcia, que es la capital de la región, y eso engloba un área urbana de muchos habitantes (pedanías, pueblos cercanos, etc). Dije que tenía WhatsApp (mucha gente es vaga y lo prefiere a llamar, aunque también hubo llamadas) y me vi hablando con mucha gente que buscaba gato. No tienes la certeza de si son o no buenas personas, ni de lo que harán, pero por lo poco que vi de ellos parecían buena gente. Estoy contento. Muchos de ellos me mandaron fotos de los gatitos varios días después y todos se adaptaron perfectamente por lo que me contaron. Un padre que lo quería para su chaval en el campo, una peluquera canina, una universitaria...

    Tu problema quizá es que las gatitas ya están un poco crecidas por lo que veo. Yo lo tuve relativamente fácil: eran gatitos preciosos, de muchos colores, pequeños, y en cuanto pudieron comer solos comencé a moverme. La gente suele buscar gatos pequeños para empezar desde cero, y porque son más "monos". Pero no te preocupes, tú puedes jugar con otras cosas a tu favor. Aún son muy jóvenes y están vacunadas y sanas. Una opción sería resaltar eso en el anuncio. O pegar carteles en el veterinario, en cualquier sitio...

    En fin, te comento esto porque me he identificado muchísimo con lo que escribes. Yo también lo pasé fatal buscándoles casa. Eran los bebés de mi gata, y por extensión también les cogí mucho cariño. Hablar con gente y que nadie se mojase a adoptar fue muy frustrante. Encontrar a alguien que esté en el momento justo de búsqueda de gatito, o que se lo esté planteando, es complicado. Por eso hay que tratar de abarcar el mayor número posible de personas hasta que la estadística nos sonría.

    Mucha, MUCHA suerte. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dro López, muchísimas gracias por tu comentario, de verdad. Se ve que está escrito con mucho cariño a los gatis.
      Había pensado poner anuncios, aunque por el momento voy a empezar con dejarlo en mi veterinaria. Tengo tendencia a desconfiar por naturaleza y no me fío mucho de publicarlo en algo más grande y que me llame gente "que quiera una mascota para el niño". Quizá no he podido dar a las peques aún en adopción porque pido mucho, pero es que ya llevan mucho tiempo conmigo y quiero que tengan la mejor de las casas, si no es así... ellas aquí están muy cómodas. :P
      Pondré mi número para que me escriban por WhatsApp, que es verdad que es más práctico para todos.
      Lo que más me preocupa ahora mismo son los gatitos que veo en la calle, por lo que espero tener la suerte de poder ayudar a unos u otros muy pronto.
      Te agradezco todos los consejos y prometo contarte por aquí o vía twitter cómo progresa el asunto. ;)
      ¡Un saludo!

      Eliminar
    2. Por cierto, veo que no hace falta aclarar de dónde ha salido lo de River Song... pero sí quiero comentar que el día que les rescatamos, la mami mostró una fortaleza y un amor tan grandes por sus niñas, que pensando qué nombre ponerle que representarse un personaje femenino fuerte y poderoso, al pensar en River... no tuve dudas. Además, es una triki y tiene algo de pelirroja. No cuento más, no vaya a ser que deje algún SPOILER :D :D

      Eliminar
  2. Que monada River Song y sus gatitos :) si fuera por mí, me quedaría con todos los gatos que veo por la calle. Siempre que veo alguno, me paro a acariciarlo, pero me dan una pena, porque sé que no puedo hacer nada por ellos. Por desgracia, se abandonan más animales de los que se rescatan. Ojalá tengas suerte encontrándoles un hogar, porque lo que haces tú, lo hace muy poca gente.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mary-chan. Entiendo lo que dices. Si yo pudiera también me los quedaría, porque les adoro... y quisiera abrazarlos a todos, pero no se puede salvar a todos, lamentablemente.
      De la forma que pueda seguiré luchando contra el abandono y el maltrato, porque aunque no pueda cambiar el mundo, sí que puedo cambiar el mundo de alguno de ellos. :)

      Eliminar
  3. Estan hermosos tus gatos. Ya comparti tu post. Chao Chao.

    ResponderEliminar
  4. Que lindo el gatito con carita de dame jamon jajaja

    ResponderEliminar

No olvides suscribirte a los comentarios. Recibirás un correo cuando alguien diga algo nuevo. Si comentas como anónimo, pon un nombre para que sea más amena la conversación.
¡Gracias por pasarte y comentar! *_*

Recibe todas las novedades en tu E-mail